Hoy lunes 6 de agosto se celebra el Día del Ingeniero Agrónomo y del Médico Veterinario. La recordación tiene su origen en el 6 de agosto de 1883 cuando comenzó a dictarse por primera vez en la Argentina la carrera de Agronomía en la Escuela Agrotécnica y Veterinaria “Santa Catalina”, en la ciudad de Lomas de Zamora.

Su aporte es fundamental para que la Argentina sea hoy en día un mercado cada vez más competitivo, en un contexto internacional que nos demanda cada vez más alimentos”,

Porque sacar lo mejor de la tierra, optimizar su potencial productivo y garantizar la sustentabilidad requiere de profundos conocimientos es necesario destacar el trabajo de los ingenieros agrónomos por un lado y de los médicos veterinarios por el otro.

El 6 de agosto tambien fue instituido desde 1959, como el “Día de la Enseñanza Agropecuaria”, en conmemoración del inicio del dictado de clases en el Instituto Agronómico-Veterinario de la provincia de Buenos Aires, en el año 1883. Esta fecha significó el comienzo de los estudios superiores en materia agropecuaria.

El Instituto ocupaba el predio de la antigua estancia Santa Catalina, y tenía como objetivo “aplicar los descubrimientos de la ciencia a las diversas ramas de la producción animal y vegetal, formar hombres expertos y observadores capaces de mejorar los procedimientos de la explotación del suelo”.